generalife

LA ALHAMBRA

Visita la Alhambra, sumérgete en la historia

La Alhambra, ese palacio rojo que corona la ciudad de Granada, se compone de varias secciones que en conjunto forman un monumental complejo arquitectónico de gran belleza e importancia histórica.

La Alcazaba

Construida por Sawwar ben Hamdun en la lucha entre árabes y muladíes, es la parte militar del complejo y la más antigua. Se trata de una de las partes de la ciudad que ha sufrido más cambios a lo largo del tiempo, pasando de ser utilizada como residencia real durante el reinado de Mohamed II o posteriormente como fortificación militar.

En la Alcazaba se construye la Torre de la Vela entre los años 1237 y 1273. Es la torre más grande, de forma cuadrada y con cuatro pisos. A más de 28 metros sobre el suelo y con 16 metros de ancho, su fin principal es la vigilancia. Las numerosas restauraciones que se han realizado sobre ella han permitido que se puedan comprobar a través de sus ladrillos las diferentes modificaciones realizadas a lo largo de los siglos, que destacan sobre la tapia original.

Durante el siglo XV se reforzó con una fortificación de artillería y se le añadió una puerta en la esquina noroeste, la puerta de la Tahona.

El foso, construido en los momentos iniciales del levantamiento de la fortificación, fue rellenado posteriormente para construir los aljibes que actualmente rodean la Alcazaba de mano de el Conde de Tendilla en la época cristiana, de ahí su nombre actual, la Plaza de los Aljibes.

Con la reconquista cristiana, en esta atalaya de la Alhambra fue colocada una campana para avisar en caso de invasión militar. Ha sido sustituida por varias campanas desde entonces y también han cambiado la finalidad de sus toques, que han servido para determinar los turnos de riego de los agricultores de la Vega, para alertar en caso de peligro, incendio o fallecimiento de un miembro de la realeza. Actualmente, y para mantener viva la tradición que indica que quien toca la campana pasará ese mismo año por el altar, se puede acceder a la torre el día 2 de enero de forma gratuita.

La Medina

Medina es una palabra árabe que significa ciudad. En esta ciudad vivían aquellos que se encargaban de cubrir las necesidades de los habitantes de palacio. Las viviendas se repartían a lo largo de la Calle Real Alta, que comenzaba en la Puerta del Vino y llegaba hasta la Torre del Agua. Cerca de la Puerta del Vino se levantaron las casas de las personas más relevantes de la Medina. También existía una zona con edificaciones como los aljibes, la madraza o la mezquita que eran de uso público. Paralela a la Calle Real Alta subía la Acequia Real, encargada de llevar el agua a la Alhambra. En la parte alta encontramos construcciones de artesanía como un horno de vidrio o cerámica.

Los Palacios Nazaríes

En sus años iniciales, el conjunto de Palacios Nazaríes estaba formado por seis de ellos, sin embargo, en nuestros días podemos disfrutar de tres, el Mexuar, el Palacio de Comares y el Palacio de los Leones.

El Mexuar

Se trata del espacio palatino en el que el monarca ofrecía sus audiencias, de hecho en su puerta se observa la siguiente sentencia “Entra y pide. No temas en pedir justicia que hallarla has”.

A pesar de su relevancia y belleza no se puede saber con seguridad cómo era originariamente, pues ha sido uno de los espacios que ha sido modificado en más ocasiones tanto en su espacio interior como exterior.

El Palacio de Comares

Debe su nombre a las vidrieras que cubren los balcones que podían verse desde el Paseo de los Tristes y que fueron retirados en el siglo XVII por su mal estado. Se trata de la torre nazarí de más envergadura de la Alhambra con 45 metros de altura. Está formado por varias dependencias colocadas en torno al Patio de los Arrayanes cuya exquisita decoración nos da una idea de la relevancia que tenía este espacio para la cultura nazarí. Dentro del patio es importante el jardín y la alberca, pues el agua hace las veces de espejo reflejando las edificaciones que la rodean.

El Palacio de los Leones

El centro de este espacio es el conocido como Patio de los Leones, cuya fuente da nombre al palacio y a las construcciones que la circundan. El agua es un elemento fundamental de este conjunto, quizás el más famoso de la ciudad palatina y cuya visita es imprescindible. Este Palacio está formado a su vez por la sala de los Mocárabes, la sala de Abencerrajes, la sala de los Reyes y la sala de las Dos Hermanas.

El Generalife.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984, situado fuera de las murallas de la Alhambra, es una de las secciones más cautivadoras de la Alhambra y de las más visitadas por el turismo. En la época medieval estaba formada por cuatro huertos y fue llamado por el visir Ibn al-Yayyab la Casa Real de la Felicidad. Villa rural que compuesta de varios jardines, huertos y edificaciones que fue construida entre los siglos XII y XIV y utilizada como lugar de descanso.

El Palacio de Carlos V

Palacio de estilo manierista diseñado por Pedro Machuca bajo las órdenes del emperador Carlos V, que después de su boda con Isabel de Portugal fijó allí su residencia por haber quedado impresionado tras su visita a los Palacios Nazaríes. A pesar de que supuso la destrucción de ciertas secciones de la Alhambra, supuso la conservación del resto, algo no muy habitual en los monumentos de la época.

Compra aquí tus entradas

Entradas Alhambra con visita guiada

Ofrecemos visitas en grupo con un guía experto que pondrá a tu disposición todos sus conocimientos sobre esta joya arquitectónica.

Ticket Alhambra con un guía privado

Visita el monumento con un guía solo en exclusiva para ti.
Una visita privada para que disfrutes el monumento al 100%.

Y después de la Alhambra, Granada

Tras la visita de este espectacular monumento, no puede ignorarse la bella ciudad en la que está alojado.
Da un paseo por Granada con nosotros.

¿Dónde encontramos la Alhambra? Una ubicación privilegiada

El maravilloso monumento de la Alhambra no lo sería tanto si no fuera por la increíble ubicación que eligieron para edificarlo. El palacio rojo se encuentra en lo alto de una colina rocosa rodeada de bosque a la que es difícil acceder y que está circundada por el río Darro.

Junto al barrio del Realejo y frente al histórico barrio del Albaicín, la Alhambra se eleva solemne rodeada de un bosque majestuoso construyendo una imagen de ensueño que puede ser fotografiada desde lugares como el mirador de San Nicolás o el Paseo de los Tristes. El atardecer es uno de los mejores momentos para esto, pues se crea una mezcla de colores tan bella que pocos se resisten a inmortalizar el momento.

¿Cómo llegar hasta la Alhambra? Todos los consejos

Ir andando hasta la Alhambra

Si se dispone de tiempo y ganas de pasear, se puede elegir esta opción para llegar hasta el conjunto palatino. El camino es de subida, pero de una belleza tal que bien merece un paseo a la ida o la vuelta.

Se comienza el trayecto de unos 15 minutos en Plaza Nueva y desde ahí comienza la subida por la Cuesta Gomérez, una calle muy relevante de la ciudad de Granada con muchos comercios de artesanía local. Al final de la cuesta se encuentra la Puerta de las Granadas, por donde se accede al bosque que circunda la Alhambra. Si se continúa la ascensión se llega a la Fuente del Tomate, con un monumento dedicado a Ángel Ganivet. Para llegar a las taquillas se debe continuar por el Paseo del Generalife. Este trayecto para llegar hasta el pabellón donde comprar las entradas de la Alhambra es muy recomendable.

Ir en coche hasta la Alhambra

Si la opción que se prefiere es el coche, la llegada hasta el recinto es muy sencilla.

Si se parte del centro de la ciudad se puede ir desde la calle Molinos y subir por la cuesta del Caldero. Sin embargo, si el visitante se encuentra en una zona periférica de la ciudad, observará cómo la llegada desde la autovía es muy rápida, pues los aparcamientos se encuentran próximos a la salida de la A-395.

Ir en autobús hasta la Alhambra

Una opción muy recomendable para visitar la Alhambra y llegar hasta el recinto donde se compran los tickets es llegar en autobús. Desde varias paradas del centro de la ciudad, como la Plaza Isabel la Católica o Plaza Nueva se pueden coger los autobuses C30, C32 y C35 que pasan cada 6 minutos. El tiempo de llegada hasta la puerta es de 13 minutos.

5 consejos para visitar la Alhambra

Consigue tus entradas con antelación.

Al ser uno de los monumentos más visitados de España, si quieres visitar la ciudad roja deberás reservar los tickets con antelación. Programa tu visita y elige si quieres ir en un grupo con guía o si prefieres un tour privado.

Elige una visita guiada o un tour privado.

Ambas opciones son excelentes para conocer a fondo el monumento de la Alhambra. Las visitas de grupo con guía te permitirán conocer los entresijos y las historias de los diferentes espacios a través de detalladas explicaciones. El tour privado se centrará en aquellos aspectos en los que estéis más interesados tú y tus compañeros de viaje.

Presta atención a la meteorología

Debido a la flamante vegetación que la rodea es un recinto en el que invierno suele hacer frío. En Granada las temperaturas suelen ser bajas debido a su proximidad a Sierra Nevada y en la Alhambra más bajas que en la ciudad por la zona forestal en la que se encuentra. Por ello se aconseja llevar ropa de abrigo.

Si se visita en verano es aconsejable llevar gorro y protección solar, porque hay zonas donde la sombra escasea.

Lleva calzado cómodo.

La visita puede durar más de cuatro horas, así que para disfrutar del entorno y evitar el cansancio lleva calzado cómodo que te permita estar de pie y pasear por todo el recinto.

Disfruta y empápate de la Historia.

Déjate seducir por el monumento árabe más emblemático y majestuoso de nuestro país. Pasea por los Palacios Nazaríes y respira el aroma de las flores de los jardines del Generalife. Despierta los sentidos y revive las épocas que construyeron la Alhambra.